Saltar al contenido

Tabarnia

Camiseta de Tabarnia

Sudadera de Tabarnia

Pegatina de Tabarnia

Gorra de Tabarnia

Pegatina de Tabarnia

Llavero de Tabarnia

Corbata de Tabarnia

Gemelo de Tabarnia

Pin de Tabarnia

¿Qué es Tabarnia?

La ardua tarea de instalar un nuevo gobierno catalán está proceso, pero entretanto Tabarnia, una región ficticia pero cada vez más popular que quiere independizarse de Cataluña, ha tomado posesión como primer presidente de un actor y productor teatral.

El traslado de la amplia franja costera de Tarragona a Barcelona -de ahí su nombre- es una reacción de buen humor contra lo que muchos ven como la imposición de una agenda de independencia en una parte de Cataluña que nunca ha votado por candidatos secesionistas.

La idea de que las grandes ciudades son políticamente distintas de la Cataluña rural no es nueva, pero Tabarnia se convirtió de repente en un viral de las redes sociales durante la  última Navidad con más de 600.000 menciones en Twitter el Boxing Day, y decenas de miles firmaron una petición a favor de la independencia de Cataluña.

Tabarnia utiliza los mismos argumentos y el mismo lenguaje para justificar su independencia de Cataluña que los separatistas catalanes utilizan para exigir la independencia de España. Su eslogan – “Barcelona no es Cataluña” – se hace eco del propio “Cataluña no es España” de los secesionistas.

Tabarneses/a y como han sido bautizados oficialmente por la Real Academia Española (RAE) también insisten en que el área de Barcelona no se beneficia de la riqueza que crea la ciudad, por mucho que los separatistas catalanes se quejen de que la región contribuye más al Estado español de lo que recibe.

En una repleta reunión en el centro de Barcelona, Albert Boadella prestó juramento a través de un enlace de vídeo desde su “exilio” en Madrid, una excavación en Carles Puigdemont, que insiste en su derecho a ser investido como presidente catalán a través de un enlace similar desde Bruselas.

Boadella, de 74 años, uno de los principales directores de teatro de Cataluña, abandonó Barcelona por Madrid en 2007, alegando que su obra estaba siendo boicoteada por los nacionalistas.

“Han dividido Cataluña y España y, si se les permite, Europa”, dijo en su discurso inaugural como presidente. “Hay lugar para todos en Tabarnia. Somos un efecto secundario del proceso. Somos multiculturales, libres, españoles y europeos”.

Tabarnia ha llevado el sentido del humor a un clima político tenso y estresante -al menos para los no secesionistas-, pero sigue siendo una ficción.

Tabarnia
4.8 (96%) 135 votes